Habla de mí, de tí, de nosotras, de ellos, de ellos con nosotras, de nosotras contra ellos.
Lo que importa es hablar

M

jueves, 27 de diciembre de 2012

jueves, 27 de diciembre

DSC_0032_2_zps16805485


Me encanta Tarantino. Adoro a las mujeres de sus películas, duras, valientes, frías, letales.

Mi ideal de mujer perfecta era y es Uma Thurman. Tanto morena bailando rock and roll con los labios rojos y la nariz empolvada como rubia vestida de vinilo amarillo asesinando sin piedad al ritmo de un inquietante silvido. 
Es divertido ser así de impredecible, vivir cada momento, cada escena sin pensar demasiado, haciendo del "Carpe Diem" una ley. 

Pero qué pasa si has visto la película tantas veces que los diálogos ya no sorprenden y todo lo que te parecía original en ella ahora, simplemente, te deja indiferente. La solución es tan sencilla que hasta yo soy capaz de verla. Cambia ya, y, si es posible, que sea radicalmente esta vez. 
Puede que intentar algo típico sea, en tí, inesperadamente divertido porque, reconozcámoslo, los finales sangrientos empiezan a cansar y, si tanta gente está de acuerdo en que el azúcar no es empachoso si no agradable, no pueden estar completamente equivocados, ¿verdad?

Así que aquí estoy, viendo a una rubia con risa estridente y el pelo petrificado de peluquería llorando de alegría porque un chulo de gimnasio con bonita sonrisa, disfrazado más que vestido por un traje caro, le declara públicamente su amor. Sí, públicamente, es decir, con gente que mira, se emociona y aplaude alrededor.

Es raro, pero creo que no me disgusta del todo. Alguien me dijo alguna vez que la felicidad no es más que la ausencia de problemas y yo estoy más que harta de soportarlos.

Guíame en esto, soy nueva y no tengo ni idea de cómo se llega a los finales felices y si me dejas a mí escoger la dirección seguramente acabaremos bladiendo catanas, no olvides que, por ahora, son mi especialidad.

Follow my blog with Bloglovin

sábado, 22 de diciembre de 2012

Sábado, 22 de diciembre

DSC_0217_zps63707c9f DSC_0216_zpsdb87ab51 DSC_0246_zps359a4a67 DSC_0273_zpsf03641f0 DSC_0276_zps40846b18

"Vigila tus pensamientos, se convertirán en palabras.
  Vigila tus palabras, se convertirán en actos.
  Vigila tus actos, se convertirán en hábitos.
  Vigila tus hábitos, se convertirán en tu carácter.
  Vigila tu carácter, decidirá tu destino."

Estas son prestadas

Follow my blog with Bloglovin

miércoles, 19 de diciembre de 2012

miércoles,19 de diciembre

DSC_0147_zps725e101d DSC_0183_zpse4d038b0 DSC_0176_zps696f8358-1_zps2de3bcd5 PicMonkeyCollage-3_zps49fe3a62 DSC_0184_zps53128ced


Hoy me apetece escribir, pero no se me ocurre sobre qué puedo hacerlo.
Normalmente lo hago sobre cómo me siento, pero ahora no tengo ni idea de quién soy ni de lo que soy capaz de hacer.
Así que empecemos por algo fácil.

¿Te gustan las serpientes? No no, en serio, no es una broma.
Son animales increibles, arte que se mueve de forma sinuosa y silenciosa.

No imponen con su tamaño pero han convertido la supervivencia en una habilidad que las hace independientes e impredecibles.

El león es el rey de la jungla. Ruge, corre, muestra sus garras pero, a la hora de cazar, esa gran fuerza, esos dientes tan afilados no lograrán jamás alcanzar la elegancia del veneno.

Si tienes un poco de sentido común las admirarás desde la distancia, no son mascotas a las que encerrarar en una urna, son sal-va-jes. Tarde o temprano atacarán y, entonces, no tendrá ningún sentido que te decepciones porque sabías lo que era desde el principio, cuando la mirabas y la cuidabas como si realmente te importara.

Claro, abandonala. Lo que hizo es imperdonable, deja que me sienta culpable por tener veneno y por haberlo utilizado sin darme cuenta. Sabes que realmente nunca quise hacerte daño.
Perdón, no hablábamos de mi... hablábamos de las serpientes....

Follow my blog with Bloglovin

domingo, 16 de diciembre de 2012

domingo, 16 de diciembre

2 3 4



Cuando ves a la Sagrada Familia en las postales de todos los quioscos de Barcelona parece grandiosa, preciosa, técnicamente perfecta. Por eso, llegar a sus puertas supone, en el primer vistazo, una decepción inevitable.

No es como la antigua e imponente Nôtre dame, cuyos pilares descansan en una diáfana explanada rodeada de preciosos e idilicos jardines. Esta iglesia aparece encajada en medio de la ciudad, rodeada de bullicio.

Pero, más que esa sensación de agitación a su alrededor, lo que llama la atención es verla incompleta, inacabada, rodeada de gruas y acero que la mantienen en pie, impidiendo que se derrumbe mientras día a día, piedra a piedra, se va hacienciendo más grande.

Algún día puede que llegue a ser uno de los edificios más bellos del mundo, solo necesita tiempo y suerte.

Tiempo para seguir los planos, son precisos, son claros, solo queda tenerlos en mente, siempre.

Suerte para que aquellos que la construyen sepan lo que hacen, porque cada uno de sus actos dejan una huella que, en la roca, son imposibles de borrar.

Pero, a pesar de todo, no es solo una promesa de futuro. Hoy también tiene botinos detalles, formas que, aunque complicadas, son hipnóticas, originales.

Yo no puedo decirle al turista que la observa qué debe pensar al verla. De él depende admirarla o criticarla. Pero permitidme decir que me importa poco o nada, dejadles que miren, que opinen...

Ella sigue desafiantemente impasible en medio de la plaza.

Follow my blog with Bloglovin

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Sábado, 1 de diciembre

0092-2 0089 0114 0109 0101 0113 Photobucket 0105-2 0115

Para mí un refugio es a donde acudes para huir de algo que te hace daño, aquello que, cuando los problemas llegan, porque inevitablemente siempre terminan haciéndolo, consigue hacerte inmune a su efecto.
La mayoría de veces son personas, otras canciones, películas o solo cosas sin vida que, inexplicablemente, te hacen sentir más fuerte, más seguro.
Pocas veces he encontrado un lugar que me trasmita algo así, esta es una de ellas.

Y dirás ¿Por qué éste y no cualquier otro sitio del mundo? Fácil, porque seduce todos y cada uno de los sentidos.
Los olores inundan el aire, huele a chocolate, a fruta, a pan caliente, formando una irresistible mezcla que empuja a la gula, al mejor de los pecados capitales, a todo aquel que se asoma. Porque allí se come sin poder evitarlo, secuestrando tentaciones de puestos escondidos para después echar raíces en un rincón al sol donde cerrar los ojos y escuchar a Jack Johnson y su guitarra susurrar “Banana pancakes”.

Follow my blog with Bloglovin

domingo, 2 de diciembre de 2012

viernes, 30 de noviembre

gjh 0034 0035 0039 0040-1 Photobucket

Barcelona de noche es dorada.
Mayor de Gracia va ensanchandose poquito a poco, sin que te des cuenta a penas, hasta empujarte en una calle ancha, brillante y que atrapa.
El Paseo de Gracia es una promesa de futuro, son los hoteles, las tiendas, los restaurantes y los coches que sueñas poder permitirte algún día y que, como todo buen regalo, tiene el mejor de los envoltorios, la LUZ. Con la navidad cerca, se escapa de todas partes, de los edificios, de los árboles, de las fuentes, de los escaparates o de las curvas de las casas de Gaudí.
Y así, te dejas arrastrar sin esfuerzo hasta Plaza Cataluña donde, en una escena completamente neoyorquina la gente patina sobre hielo al ritmo de una romántica banda sonora mientras, en el otro extremo, la Rambla se insinúa, invitándote a entrar... ¿vienes conmigo?