Habla de mí, de tí, de nosotras, de ellos, de ellos con nosotras, de nosotras contra ellos.
Lo que importa es hablar

M

viernes, 26 de abril de 2013

jueves, 25 de abril

 photo PicMonkeyCollage2_zps1740bccc.jpg  photo 3f35e2c4-2925-4fdc-a0a4-97be157fe200_zpsba0bb1c8.jpg  photo 98d05161-0892-455a-9338-40c2c461c6b4_zps5f7f6793.jpg  photo d0bbd6a8-a00f-4700-8b81-4a4769592c49_zpsebb440d6.jpg  photo a4d10042-d9c4-4bd1-a322-10ae448f76d2_zpseb33652d.jpg  photo 3ab1fede-e8da-44a6-a476-08b899569d77_zpsd5a008af.jpg  photo 18e423db-e1da-4991-beea-ff74c538d2e9_zps4d8c5f89.jpg

... No podría asegurar qué siente más en ese momento, si el calor de sus manos sujetando la enorme taza de porcelana llena de café con sabor a canela o el frío de sus pies al andar descalza por el suelo de marmol.

Sale de la cocina y se asoma al salón donde, a parte de las mantas negras sobre los cojines aplastados de los sofás blancos, las plumas pequeñas esparcidas por la gran alfombra de pelo negro que cubre las baldosas y los jarrones llenos de rosas blancas, aún no hay nadie. Así que gira hacia el pasillo riéndose de lo absúrdamente parecido que es el mobiliario de esa casa a la personalidad de los dos montruos que la habitan, a los que no les gustó jamás el gris.

Una melodía de palmas y acordes se escapa por la puerta entreabierta de la habitación de la izquierda, lo que solo puede significar una cosa,a esas horas un ovillo de pelo negro y piel oscura sigue desperezandose entre las sábanas.
- Me dijiste que te despertara a las 9 pero me ha dado pena, son las 10.

Deja el café en su mesita de noche y se acerca hacia la ventana para subir la persiana y que entre la luz. Se tumba en el colchón de muelles gastados a esperar a que sea ella quien le de al botón del play por esta vez.

Aunque no ha aprendido a pedir ayuda, sabe a dónde tiene que acudir para sentirse a salvo.
Hicieron bien al huir juntas, si están condenadas a vivir en guerra permanente necesitaban una trinchera para esconderse.
 - ¡Buenos días peque! ¿Qué plan tenemos hoy?
 Ya está, otro buen principio, porque este año todos lo son ...

martes, 16 de abril de 2013

martes, 16 de abril



 photo df129f52-c192-4c3e-b38b-1cedb095b51c_zpsec01252a.jpg

 photo 62836e1c-a3dd-438c-b7e5-c3a1f2a648e7_zps87f5cf34.jpg

Respirar, inspirar.
Sentir el crijido del suelo de madera bajo los pies y los cañones de luz calentar la piel.
Coger el micrófono y...

Hola, buenas noches, me llamo María y estudio medicina. Es un dato importante porque no es que solo ocupe la mayor parte de mi tiempo sino que condiciona el resto. Tengo un problema, diagnostico enfermedades sin querer, lo que pasa es que como no soy una alumna muy aplicada me he especializado en un tipo muy concreto: las enfermedades mentales.

¿Por qué? Fácil, porque soy heterosexual y, como me gustan los hombres, tengo la posibilidad y la desgracia de contactar a muchos niveles con lo que en epidemiología llamamos población de riesgo, entre las amigas cabrones.
Como apasionada de la zoología, perdón, de la sociología quería decir, he realizado una clasificación de los desordenes mentales de este tipo de individuos. Anticipo que no tienen cura, al inventar la viagra creyeron haber solucionado todos sus problemas.

Comencemos con el Síndrome de Hugh Grant o del caballero cabrón. Estos tipos tienen la asombrosa habilidad de hacerte sentir bien incluso cuando te están dejando. 
Para ello utilizan frases como: 
"Me gustas demasiado y me estoy empezando a pillar en serio" - Deduzco que el resto del tiempo que has estado conmigo ha sido en plan broma entonces.- 
"Eres una chica super especial, vas a encontrar a alguien que te trate como te mereces... etc etc etc PEEERO... (enfatizo el PERO porque es la palabra realmente importante, todo lo que venía delante era solo gomaespuma para amortiguar el golpe que viene despues)
1.  PEEERO ahora mismo no estoy preparado" - Si estas esperando a madurar, he visto a tu padre, te quedarás calvo antes-
2. PEEERO no tengo tiempo para una relación" - ¿Trabajas? No ¿Estudias? Poco... ahí lo dejo -
3. PEEERO la distancia acabaría con lo que tenemos y prefiero que estemos bien porque te tengo mucho aprecio" - Querido amigo con carnet de conducir, Alicante-Seul es distancia, Alicante-Moscú es distancia, Alicante-Albacete o Alicante-Madrid no es distancia, es una risa-
Os advierto que, como caballeros inteligentes que son no olvidarán cubrirse las espaldas ante necesidades futuras: "Espero de verdad que en el futuro nos volvamos a encontrar".
Muy bien chica super especial, eso significa que si vuelve a estar solo y aburrido te llamará, pero si no lo piensas detenidamente, en el momento crees ingenuamente que te valora... ¿Te sientes identificada? Dos soluciones, tequila o chocolate, porque te acaban de plantar como a un ficus.

Pasamos de los que crees que te valoran a tí a los que sospechas que valoran a todas las demás de forma sistemática, en masculino básico, siempre. Yo lo he bautizado como el Síndrome del jurado de Miss España. Pongámonos en situación. Verano, playa, atardecer, paseais con su brazo rodeándote por la espalda y descansando en tu hombro y justo cuando piensas que podrías ahogarte entre tanto azúcar os cruzais con dos rubias a las que escanea sin ningún tipo de disimulo.
Lo que sigue ya os lo podeis imaginar...
- "¿Qué nota les pones?"
- "¿Qué dices?"
- "¿A cuál prefieres a la de la derecha o a la de la izquierda?"
- "Estás loca"
- "¿Loca? mira que yo me imaginaba con lo que acabas de hacer que creías que era más bien ciega. Mírale el culo a quien te de la gana, pero conmigo delante me parece una falta de respeto"
- "Paranoica"
- "Loca, ciega y encima ahora me tomas por imbécil"

Luego a mí me dicen que me gusta discutir, no lo niego. Pero igual que un ex-fumador, si me das un cigarrillo en la mano, no dudes que lo encenderé.
Pero volviendo a mi ex-pareja, ex-amigo, ex-es-algo-complicado, quiero advertiros que este tipo de chicos son los más propensos a desarrollar otro peligroso síntoma, la infidelidad.
¿Qué es la infidelidad? una traición
¿Y qué es una traición? un crimen, al menos en la edad media lo era.
¿Y qué sabemos de los crímenes? que si los haces, que no te pillen. Esto las mujeres lo tenemos mucho mejor asimilado.

En la infidelidad los hombres siguen tres patrones de conducta. El primero mantiene que está realmente enamorado de su novia pero hay un pequeño detalle que le impide dedicarse por completo a ella, no cree en la monogamia. Según una clase de biología de la ESO en la que presté atención, existen animales con mayor capacidad de compromiso, así que estas personas son una excepcion a miles de años de evolución. De hecho, es realmente curioso escucharles afirmar categóricamente que dejarían a su novia si se enterasen que les está poniendo los cuernos con las marcas del pintalabios de otra aún en la cara.
Sí, son imbéciles, sí, son muy imbéciles. ¿Explicación? son muy guapos y, por lo menos, sinceros.
Otros te mienten, "Tú eres la única porque esto es la primera vez que me pasa, dame tiempo que se va a arreglar porque es contigo con quien realmente estoy a gusto".
A día de hoy siguen juntos, o por lo menos eso deduzco de la foto del facebook en la que él la besa en una pose naaaada forzada y que los dos tienen como principal.
Pero el peor de todos, el gran psicópata de los cuernos es el que no ve la necesidad de informarte de que estás siendo cómplice. Simplemente un día te lo encuentras por casulidad y le llamas ilusionada porque anoche se despidió con un beso y un "te llamo mañana" y conforme se acerca empiezas a percatarte del vistoso complemento que lleva colgado del brazo. Te saluda como a la mejor de sus amigas de la infancia miantras te mira suplicándote con todas sus fuerzas que no le cuentes todo lo que ha pasado este último mes. Tú la miras, miras su vestido, miras sus zapatos, miras el color de sus mechas y sonríes convencida de que el peor castigo es que siga con ella. Llorar cinco minutos después encerrada en el baño, pero en ese momento sonríes.

Ante humillaciones como esta no es de extrañar que caigamos una y otra vez en la trampa de los que sufren el Síndrome del cazador. Son hábiles y listos, por eso tan peligrosos. Acechan esperando el momento adecuado que suele coincidir con el acohol, la noche y la música fuerte para echar el azuelo, que viene a ser más o menos algo así:
"Te echo de menos, esta noche estás preciosa. Prométeme que esta semana me vas a volver a llamar y nos vemos porque de verdad que te echo de menos"
A la mañana siguiente te vuelves a sorprender por millonésima vez que mezclar ginebra y vodka empeora la resaca y que cuando dice que te echa de menos no es precisamente a tí, sino a cómo te utiliza.
Amigo mío, si vuelves a salir con la pistola cargada y por desgracia estoy dentro del campo de tiro avisame, me ofrezco a proporcionarte una solución profesional si no eres capaz de conseguir a otra por tí mismo.

Llegados a este punto cuando encontré a alguien normal con quien hablar, estar agusto y quedar de vez en cuando sin agobios ni presiones estaba feliz hasta que.... desapareció.
Me estube planteando diferentes catastrofes, todas ellas relacionadas con gente con uniforme (médicos, policías, bomberos, extraterrestres...). Luego miré su última hora de conexión y lo descarté.
Siguiendo el consejo de aquellas amigas que dijeron lo que yo quería escuchar, cuya teoría consistía en que él estaba esperando a que yo diera el paso, le escribí.
Tick...doble tick...En línea...Escribiendo... NADA.
Gracias Síndrome de Casper por considerarme lo suficientemente competente como para autocomunicarme que pasas de mí. Si no te importa me voy a decir que te marchas a un país lejano donde no hay ni covertura ni ordenador y que llorarás mi ausencia, así me siento menos rechazada.

Creo que ya os he entretenido bastante, aburrido aún más, pero como no me van a volver a invitar a molestaros más, voy a aprobechar para hacer desde aquí un llamamiento a las cadenas de televisión para que mejoren su programación.
Si voy a seguir sola dentro de 30 años porque no me gustan los animales, las mascotas tampoco, espero que por lo menos pongan algo decente en la tele.

Muchas gracias, buenas noches y si veis a cupido.... ¡Secuestradle!

Esperar aplausos, rezar porque no se oigan los abucheos. Salir del escenario, intentar no caerse. 



martes, 2 de abril de 2013

martes, 2 de abril

 photo f0e49e27-feb6-4290-8cac-65da782e0932_zps7a87c54e.jpg  photo e8a487c8-43ca-441d-adf5-a1a79da6ad99_zpsc07c6518.jpg  photo b3de7bb9-be99-40fa-b3c8-0dbdcdf3c335_zpseae58fc8.jpg

Pasé años sentada en un pupitre preguntándome por qué se empeñaban en enseñar física y química al mismo tiempo cuando a mí me parecían dos asignaturas completamente opuestas.

La física es clara y, puede que precisamente por eso, realmente aburrida. Sigue sus reglas, respeta sus leyes, aplica sus fórmulas, pues los resultados han de ser claros, exactos, racionales.
La química, por otra parte, proporciona POSIBILIDADES, algo que la física está muy lejos de ofrecer. Las moléculas se combinan unas con otras para formar nuevos elementos, transformándose, cabiando, reaccionando entre sí.

He tenido cientos de veces la misma conversación con personas diferentes en distintas situaciones. Unas veces entre lágrimas, otras con rabia y otras, las que menos, con resignación, todos nosotros hemos repetido las mismas palabras: "No entiendo qué es lo que he hecho mal, ¿qué tengo yo de malo?".

Hay muchas preguntas que se me escapan de las manos, pero afortunadamente esta no es el caso. La respuesta es una lección aprendida a base de golpes que, con suerte, tú puedas evitar: el amor no es física, es química.
No importa quién seas, cómo seas o qué estás dispuesto a dar. Todo eso no entra en la ecuación por el sencillo motivo de que no existe una ecuación que resuelva este problema.
La razón, por esta vez, resulta completamente inutil porque a pesar del empeño que se ponga, si dos elementos no están predispuestos a reaccionar entre sí, jamás lo harán.

Mi inutil consejo (nadie los sigue, equivocarse es más divertido) es que pares de buscar motivos. Si no funciona no es por tí, tampoco por él, es por VOSOTROS. Busca otra oportunidad, hay miles de reacciones posibles, obsesionarse con una es, a parte de estúpido, muy poco útil. 

No hay más prisa que la que te das a tí mismo. Así que, permíteme recordarte que la parte más importante de las grandes historias siempre es el final.